Resultados de búsqueda para planta que nace una vez al ano con sus vainas largas y su flor es una estrella — 0 artículos

Nociones básicas de jardinería

Al comprar una planta, se debe recordar que es un ser vivo y como tal tendrá necesidades. Por ello debemos proporcionárselas en su justa medida sino morirá o vivirá precariamente.

En realidad, las pequeñas prisioneras que hemos encerrado en la maceta, necesitan los mismos requisitos que aquellas que quedaron en libertad: agua, luz y suelo apropiado.

Agua: la mayoría de las plantas mueren por exceso de riego. Solo los helechos necesitan suelo siempre húmedo. Una buena norma es no regar si el compost no está seco y suelto cuando se introduce un dedo en su interior.
También se debe tener en cuenta que en épocas frías, requerirán menos agua que en tiempos calurosos.
Las hojas de algunos ejemplares como la violeta africana, se pudren en contacto con el agua, por lo que se deberá regar introduciendo la maceta en un cubo con agua.

regar plantas

Luz: Cada especie tiene una exigencia particular en cuanto a la cantidad de luz que necesita, por lo que deberemos informarnos antes de comprar. Por lo generar las plantas de interiores necesitan abundante luz y en lo posible tamizada. Se deberán girar 180° por semana, para evitar que crezcan desproporcionadamente o inclinadas. Si se ven amarillentas y se les caen las hojas, es síntoma de necesidad de mas iluminación.

Suelo: Al igual que la iluminación, depende de cada especie. Algunas se desarrollan en suelos ácidos, mientras que otras lo hacen en suelos alcalinos, pero todas van degradándolo por lo que será necesario recurrir periódicamente a abonos.

maceta con plantas

Salud: Las plantas desarrollan enfermedades, por lo cual se deben revisar frecuentemente en busca de parásitos, que se ubican generalmente en la parte posterior de la hoja. Se deberá rociar con un pulverizador insecticida a una distancia mínima de 30 cm.

Ciclo vital: Al momento de seleccionar una planta, debemos tener en cuenta que existen cuatro tipos básicos dependiendo la longitud de su ciclo vital:

Anuales: Se siembran todos los años, mueren cuando cumplen ese lapso, son adecuadas para jardines de temporada.

Bianuales: Duran dos años. Forman la mata en el primero y en el siguiente florecen. Luego mueren.

Vivaces: Son las que nacen de un bulbo, tubérculo o un rizoma. La parte externa desaparece cada año pero la subterránea permanece viva para dar una nueva planta al próximo año.

Perennes: Son las que viven más de dos años, desarrollan tallos leñosos, perdiendo generalmente las hojas con el cambio de estación.

Plantas Carnívoras

Son aquellas que se alimentan de animales e insectos. Crecen en lugares donde el suelo es pobre en Nitrógeno, como ser los pantanos y zonas rocosas.

El mecanismo consiste en atraer primero a la presa para luego capturarla produciendo bacterias digestivas.

Tipos de plantas carnívoras: Se dividen según el tipo de mecanismo que utilizan para lograr la captura:

Pinzas: Existen dos especies que tienen este tipo de mecanismo, la Dionaea Muscipula y la Aldrovanda Vesiculosa. La presa es atraída por un néctar dulce y cuando se posa sobre la hoja y roza los cilios detectores, se cierra automáticamente. A través de las espinas periféricas se impide el escape.

dionaea muscipula

A medida que la presa se va moviendo en el interior de la hoja se estimula la secreción de jugos digestivos que provocan la desintegración de misma, durando varios días. Una vez digerido el insecto, la hoja se desprende del tallo, dando lugar al crecimiento de una nueva para producir nuevamente el mecanismo.

Pelos pegajosos: Es el mecanismo que utilizan, entre otras, la Drosera, Byblis, Drosophyllum y Pinguicula. Poseen hojas en rosetas pegadas al suelo, que segregan un fluido viscoso parecido a la miel. El insecto se apoya en la hoja y queda atrapado en los pelos pegajosos . Luego los tentáculos se curvan hacia adentro hasta cerrarse. Este mecanismo puede tardar varias horas y entre 7 y 14 días en volver a abrirse.

drosera

Como se cultivan: Las necesidades de luz solar, humedad y mezclas de sustrato varían de acuerdo a cada especie. Todas requieren agua de lluvia acidificada a ph 6,5. Se mantienen en lugares muy húmedos; en verano las masetas deben colocarse sobre un platillo con agua.

Normalmente las plantas que estén al exterior, se autoabastecen perfectamente y muy rara vez necesitan suplementar su dieta en forma manual. Solo se alimentan de insectos y no trozos de carne, pues estos se pudrirían en el interior de la hoja y mataría a la planta. Pueden sobrevivir sin alimentarse, aunque su crecimiento se retrasará notablemente. La mayoría requiere luz brillante o pleno sol.
Domesticamente pueden crecer en el interior de un recipiente mayor, con el fondo cubierto de guijarros siempre húmedos.

Muchas especies son originarias de zonas frías, por lo cual pueden cultivarse en un jardín húmedo durante todo el año.

El sustrato más adecuado para una carnívora es una mezcla de 3:1 de turba con arena ácida usada en horticultura.

Estas plantas sufren de infestaciones parasitarias que se pueden eliminar manualmente, cuando la infestación es masiva, se deben usar insecticidas como ser el alcohol isopropílico.

El moho gris es el mayor enemigo de las plantas carnívoras, para resguardarlas de este, se deben mantener frescas y bien ventiladas, retirándoles las hojas muertas con regularidad. Si aún así son atacadas por hongos, se deberá emplear fungicidas.

Tareas de otoño en el jardín

La temperatura ideal: Otoño es sinónimo de temperatura agradable, luz cálida, colores intensos y mucha actividad. Tiempo de efectuar cambios y hacer las limpiezas fuertes en el jardín. Se ejecutan las tareas que harán renovar la vista en la próxima primavera, podas, trasplantes y divisiones de herbáceas y siembras, aprovechando la temperatura del suelo y del ambiente.

jardin de otoño

Muchas plantas, durante el otoño, florecen a pleno y sus colores vuelven a brillar a pleno. Tal es el caso de las salvias. Las rosas intensifican sus colores y, si el tiempo acompaña, florecerán hasta fines de mayo.

 

Curar antes del frío: Una vez instalada una plaga o una enfermedad en el jardín, es muy difícil eliminarla por completo. Pero perseverando, se logran importantes mejoras. En zonas donde los inviernos son muy crudos, con nevadas, muchas pestes suelen desaparecer. Pero en zonas con climas más benignos, se debe estar muy atentos y aprovechar el otoño para hacer la última cura con fungicidas e insecticidas.

 

Sembrar: Al ser la temperatura ideal, todo germinará conforme a lo esperado. Se deben sembrar amapolas, arvejillas, espuelas de caballero, nigelias y escabiosas, en los canteros de flores. En la huerta, todas las hojas para ensaladas, lechuga, rúcula, mostaza, espinaca, todas las crucíferas (repollo, brócoli, akusay, pakchoi, remolacha, zanahoria, puerro, acelga y cebolla de verdeo). En regiones donde nieva o hiela fuertemente, esta siembre se deberá postergar hasta que transcurra totalmente el invierno.

siembra de otoño

Dividir: Es aconsejable la división de las herbáceas, aprovechando la temperatura del suelo después del verano, sea porque ocupan mucho lugar o bien porque queremos multiplicarlas para obtener más plantas. Conviene hacerlo antes del frío para que tengan tiempo de generar nuevas raíces y rebrotar.

 

Limpiar: Esta actividad en el otoño, se caracteriza por la poda, limpieza de canteros, arrancar anuales que ya semillaron y se encuentran con aspecto desprolijo y la quema de hojas enfermas o parte de plantas con hongos. Una vez despejado el jardín, se comienza con la mejora del suelo aplicando una capa de compost para nutrirlo lentamente a medida que se va degradando.

poda de otoño

Ejecutar: se deberá comenzar la construcción de nuevos canteros, preparar plantas para trasplantes -que se efectuarán durante el invierno- y hacer los pedidos de plantas en los viveros para futuras plantaciones. También se construirán las huertas y los nuevos caminos.

 

Mejorar el césped: En el césped, pueden aparecer hongos, grillos y grillos topo. Se deberán aplicar insecticidas y fungicidas para controlar los hongos del suelo y del césped y así mejorar antes del receso invernal. En caso de estar muy desbastado, se deberá aplicar algún fertilizante líquido o antishock para fortalecerlo lograr su recuperación mas rapidamente.

 

 

 

Plantas ornamentales de invierno con flores

Violeta de los Alpes : o cyclamen persicum, es una de las plantas más coloridas del invierno, sus colores varían desde el blanco hasta toda la gama de los fucsias , rojos y  morados. Puede usarse par diseñar canteros de baja altura combinándola con otros plantines, como prímulas o pensamientos, o como planta de interior en macetas individuales.

La violeta de los Alpes necesita frío, siempre debajo de los 14 grados, si está adentro tenerla lejos de los calefactores. Requiere un suelo bien drenado y con buena resaca, el riego debe ser normal (diario pero poco) durante el otoño, invierno y primavera,  y suspenderse en verano. Es una planta perenne y puede durar hasta dos años. Florece de mayo a octubre y conviene colocarla a media sombra en el exterior y  evitar el sol directo, durante el riego no mojar las flores, esto hará que se mantengan durante más tiempo.

Todas las semanas hay que sacarles las hojas y flores marchitas, para mantener la planta en estado ya que es muy prolífera en su floración. Cuando llegan los días cálidos, trasladar la planta a la sombra, protegida del calor, esto hará que renazca al año siguiente.

Hay que protegerla ya que es propensa a contraer hongos.

violetas

Pensamientos: son plantas económicas, duraderas y muy coloridas,  de muy fácil cuidado.Ideales para canteros o macetas.

Hay que colocarlas en lugares con mucha luz, en sitios de mucha sombra le pueden aparecer hongos.

Necesita suelos bien drenados y ricos en nutrientes y al plantarlas conviene colocarlas a unos 20 cm. una de otra, hay que tratar que la tierra en la que crecen esté siempre húmeda, pero no encharcada.

Florece durante todo el otoño e invierno y hasta bien entrada la primavera. Cuando llega la época cálida las flores comienzan a marchitarse, lo mejor entonces es cortarlas por la parte más baja del tallo y así disfrutarlas el próximo invierno.

pensamientos

Principios básicos de la poda

Mediante la poda, las plantas mantienen un equilibrio entre la parte aérea y las raíces, logrando de este modo modificar o controlar el tamaño y la forma de la misma y además regulan la cantidad y desarrollo de las flores y frutos futuros.

Se deben tener en cuenta dos términos al efectuar esta tarea en el jardín. Una es la poda, propiamente dicha que se refiere al acortamiento de las ramas, y la otra es el raleo, que se refiere a la eliminación de ramas completas de la copa de un árbol, arbusto o trepadora para mejorar el aspecto general y además lograr mayor cantidad de flores o un follaje más tupido.

Otro aspecto importante a tener en cuenta antes de comenzar con la poda, es definir la forma, que queremos darle a la planta.

 

poda de plantasLa poda se realiza en diferentes épocas del año, según querramos lograr modificación de su forma o mejorar su floración o frutificación.

Cómo mejorar los cortes: Los sectores engrosados de los tallos de las ramas, son los nudos que contienen las yemas del tejido de crecimiento, que darán origen a las nuevas ramas, hojas y frutos.
De acuerdo a cómo se insertan las yemas en los tallos, sean alternas u opuestas, será el tratamiento que se le dará. En las alternas se hará un corte inclinado 8en bisel) a 3 o 4 mm. de la yema para lograr mayor concentración de salvia y así mejorar la futura floración. Un ejemplo típico de este tipo de poda son las rosas.
En las opuestas, se deberá cortar 3 o 4 mm. por encima de las yemas, en forma recta, para que así broten dos ramas laterales, una de cada una. Ejemplo de este tipo son las hortensias.

Siempre se debe pulverizar con un producto antihongo luego de la poda, para evitar posibles infecciones en los cortes. Solo necesitan abono las plantas de hoja caduca.

En el caso del raleo de copa de un arbusto, se eliminarán las ramas débiles, secas o con crecimiento defectuoso, cortando desde su inserción en el tronco para removerlas totalmente.

ARBUSTOS: Tipos de podas

De formación: Se realiza en ejemplares jóvenes, con el fin de darles una silueta inicial. Se corta el brote principal para lograr una copa más redondeada. Los arbustos que han sido injertados, desarrollan ramas desde ese el injerto, son los conocidos “chupones”, que terminan ahogando la copa original, como por ejemplo las rosas. Estos chupones deben cortarse ni bien aparecen. Si los arbustos seleccionados, conforman un cerco, además de despuntarlos para lograr que cubran más rápido, se deberá dejar la parte superior más angosta que la base, para que el sol llegue hasta la parte inferior de la planta y así evitar que quede sin hojas.

De floración: Los arbustos que pierden su follaje, se podan siempre en primavera, cuando haya desaparecido el peligro de las heladas.

Poda de rejuvenecimiento: También debemos considerar aquí si los arbustos mantienen su follaje o no, en caso de los primeros hay que trabajar en primavera, para que al iniciarse el movimiento de la salvia ésta esté espesa y produzca una cicatrización mas rápida de las heridas. En el sao de los segundos, al ser más rústicos, responden bien a podas intensas, por lo cual se deben hacer en invierno, cuando la planta está descansando.
Podas con formas: Existen arbustos que se cultivan en forma de arbolitos, para ello deben elegirse ejemplares jóvenes. Luego se seleccionará el talloque será el principal y se lo tutoreará y podará sus brotes para darle la forma pretendida a la futura copa y cortar todos los brotes de esta para lograr que de forma redondeada. Si el arbusto está injertado, no debe permitirse que se desarrollen “chupones” en la base para evitar que se deforme rápidamente.

HERRAMIENTAS:

herramientas de poda

Tijeras de mano: Son imprescindibles, pueden ser de filo curvo -sirven para cortes netos a ras de ramas jóvenes y delgadas- o de filo recto -para trozar ramas más leñosas con más fuerza-.

Tijeras de mango largo o podones: Se usan para podar arbustos altos o espinosos.

Sierra de mano y serrucho de mango largo: se usan para la poda de arbustos añosos , con muchas ramas. Pueden ser de dientes finos, para ramas secas y leñosas, o de dientes gruesos, mas separados, para cortar ramas verdes.

Tareas para realizar en invierno

Proteger del frío las especies leñosas sensibles. Cubrir los troncos y ramas principales con cartón o manta antiheladas. También hacer lo mismo con las macetas de arcilla, ya que las plantas llevan sus raíces a los bordes del recipiente y pueden helarse.

 

tela antihelada
Las herbáceas perennes, se marchitan naturalmente quedando las yemas protegidas por el follaje muerto. Se deberán podar para emprolijarlas y agregar mulch de astillas o corteza en la base (donde están las yemas de reemplazo)

Las yemas de las hortensias pueden helarse, por lo cual conviene dejar las ramas más largas y podarlas cuando pasen los frios.

hortensias

Cuando pasen las bajas temperaturas, conviene podar los rosales.

Los tallos de los crisantemos que florecieron en otoño, conviene podarlos hasta la base.

No mezclar plantas que requieran riego, en zonas donde están las herbáceas y arbustos en reposo, porque estos pueden pudrirse.

Se deben cubrir las bases de las gramíneas con paja o mulch de madera y suspender el riego.

Pulverizar los troncos y ramas de los árboles con aceite mineral durante esta época y hacer otra con polisulfuro de calcio, con el fin de protegerlos de los hongos e insectos.

abono de plantas

Mejorar el suelo de las azaleas con compost y hacer una capa gruesa de aguja de pino regando con moderación observando el desarrollo de los pimpollos. Si se ven amarillentas, aplicar sulfato de hierro (un puñado en 5 litros de agua, por planta). A medida que se van activando, regar más frecuentemente.

Tanto violetas, conejitos, gazanias, etc, como todas las plantas de inviernos que estén en macetas o canteros, deben ser abonadas con compost, eliminando las flores viejas.

Las especies que han crecido mucho, tanto en sus raíces como en su follaje, conviene cambiarlas a macetas más grandes; al igual que aquellas que se observen lentas en su crecimiento, estos recipientes deben ser entre un 10 y 25% mayor en tamaño que el actual. Se deberá agregar compost como sustrato nuevo y asegurar el drenaje del fondo de la maceta con leca.

Podar para reducir tamaño, cortando el follaje de la capa externa del arbusto o herbácea y realizar cortes dentro del follaje para airear la mata.

Podar las ramas secar para airear y lograr un rebrote mas vigoroso en primavera.

Controlar las plagas que se hacen frecuentes en días fríos y húmedos, como la mosca blanca, gusano minador y pulgón. Se den combatir con dimetoato combinado con aceites emulsionables disueltos en agua, Se pulveriza cada 10 días en el follaje, durante tres o cuatro aplicaciones.

Jardín de rosas

La mayoría de las rosas cultivadas hoy en día son de variedades reflorecientes.

Son de los pocos arbustos que florecen desde la primavera hasta el otoño, casi sin pausa.

Muchas veces, las rosas atraviesan períodos de crisis por enfermedades o porque sucumben ante el ataque de plagas.

plantas de rosas

Cómo armar un ramo:

Cortar las varas de rosas  rojas con los pimpollos a punto de abrirse o recién abiertos (así deben cortarse ya que terminaran de abrirse en el florero).

-Corte: las varas deben tener el largo necesario para el florero que se usará.

Una vez cortadas se colocan en un balde con agua fría fresca ya ahí quedarán hasta el momento de armar el ramo.

-Limpieza. Se quitan todas las espinas y casi todas las hojas, cuando el ramo lleva muchas varas de rosas no se deja ninguna hoja.

-Armado. Es interesante poner distintas variedades, aun de diferentes tonalidades. Se ubican en la palma de la mano, desde el centro hacia los costados, formando una especie de bocha grande y bien redonda.

Luego se procede a atar con dos tanzas o piolines, asiendo un nudo mas arriba y otro más abajo que después se cubren con cinta verde. Recién en ese momento corto los tallos, todos a la misma altura,para que apoyen bien en la base del florero.

ramo de rosas rojas

Agenda para el cuidado de las rosas

VERANO. Durante esta estación las rosas sufren un poco por las altas temperaturas. Se puede dar una poda fuerte a mitad de su altura. Se debe estar atentos al riego, cuidando de no mojar el follaje o las flores. En veranos secos, es probable que aparezcan arañuelas rojas. Se debe pulverizar con productos específicos.

OTOÑO. Las plantas retoman su ritmo e intensifican sus floraciones, hasta que llega la primera helada, las plantas florecerán profusamente. A medida que el tiempo se vuelva más húmedo, pueden aparecer las enfermedades: oídio, roya, botritis, que se controlan con los fungicidas correspondientes.

INVIERNO. Es la estación ideal para plantar y trasplantar. La ubicación deberá ser a pleno sol de mañana preferentemente.

El suelo tendrá que ser rico en materia orgánica, con el agregado extra de humus, de lombris o compost.

Es muy importante, en caso de reemplazar una rosa por otra en un mismo lugar, cambiar el suelo completamente, ya que cada planta libera toxinas que perjudicarán a los nuevos ejemplares.

El invierno es también la estación de la poda. Se debe hacer en forma escalonada, según la cantidad de rosales y con el objetivo de mantener las floraciones en etapas.

Luego de la poda hay que limpiar bien los canteros para que no queden restos de hojas en el suelo y se debe pulverizar con polisulfuro de calcio para proteger los cortes. A los 15 días se repetirá la pulverización.

Luego se debe agregar una buena capa de compost o humus de lombriz. Así quedarán preparadas para comenzar a brotar sanas y fuertes.

PRIMAVERA. Las rosas crecen vigorosamente y dan su primera floración la más abundante. El peso de sus ramas cargadas de flores pueden volcar las plantas, por esto conviene colocarles algunos tutores.

Las primeras plagas que se hacen visibles son los pulgones, que manchan las flores y transmiten enfermedades. Por ello es recomendable efectuar cada 15 días pulverizaciones (en el caso de plantas enfermas o con plagas) combinando un fungicida con un insecticida.

Se deben podar las flores a medida que se van marchitando. Se puede aplicar una fertilización con algún fertilizante completo o con una formulación especial, para darle fuerza a las futuras floraciones.

Cultivar bulbos en casa

¿ Han probado alguna vez en hacer florecer un bulbo de jacinto en una botella o un jarrón ? Es sencillísimo y realmente divertido, pero hay que saber bien cómo se hace , para no fracasar.

Ante todo , hay que procurarse un bulbo adecuado para este tipo de floración “tan particular”. Se encuentran en cualquier comercio de plantas, pero conviene  aclarar para que lo van a usar para conseguir uno más fuerte.

Como se procede:

 Llenar con agua un jarrón de cuello estrecho; o un botellón, colocar el bulbo en la parte superior y ponerlo en lugar frío y oscuro. Para conservar el agua ( igual hay que cambiarla cada 10 ó 15 días) se coloca previamente en ella unos pedacitos de carbón vegetal.

Por efecto del frío y la oscuridad , el bulbo comienza a echar raíces. Vigilar siempre que el nivel de agua se mantenga. Al cabo de un mes o mes y medio, el bulbo tendrá ya una masa de raíces inmersas en el líquido (si crecen demasiado, se pueden cortar unos centímetros)

Llevar la botella a un lugar templado (de 18 a 20 grados), pero cuidando de mantenerla en la oscuridad .Con el calor la yema del bulbo comenzará a desarrollarse, brotará, alargará sus hojas y adquirirá paulatinamente  forma de flor. Al cabo de 20 días el tallo habrá alcanzado una longitud de 15 cm. y las diversas flores empezarán a separarse unas de otras.Éste es el momento de colocar la botella a la luz (pero no al sol).Las hojas amarillas se pondrán rápidamente verdes y las flores adquirirán el color de la variedad correspondiente.

jacinto

Este cultivo se hace en el período invernal (junio-julio) , para obtener hermosas plantas floridas precisamente cuando las demás especies se hallan en reposo . Por lo demás , es muy sencillo y esta al alcance de todos.

De la misma manera que el jacinto se pueden hacer con tulipán o narciso.

tulipanes

Echeverias

Son plantas suculentas muy rústicas y fácil cultivo, hay aproximadamente 150 especies originarias de América Central y México.

Pueden vivir sin problemas en exteriores, en un clima templado-cálido.

Las Echeveria tienen hojas suculentas y de variadas formas y colores. Estan dispuestas en rosetas, que nacen en el exterior de tallos de diferentes largos, aunque algunas son acuales (sin tallo). Muchas crecen en forma de mata, a partir de la roseta madre crecen hijuelos alrededor, otras permanecen solitarias.

Echeverias

Las hay de textura sedosa y las hay pubescentes.

Estas plantas fabrican clorofila en verano, lo que da tonos verdes a sus hojas. En otoño,  al dejar de producirla, cambian de colores como bordó, gris oscuro o negro.

Pueden ser glaucas, azuladas y de hojas muy coloridas, incluso de colores pastel, de gris a rosado, pasando por la gama de violeta y lila. Para que conserven sus colores precisan mucha luz, poca agua y sustrato de suculentas.

Son fácil cultivo, el riego es fundamental, si bien se puede dejar la planta seca durante el invierno es preferible regar para evitar la deshidratación, ya que algunas especies florecen en esta época y por lo tanto necesitan agua.

Las echeverias pubescentes deben ser especialmente cultivadas al sol y en lugar con buena aireación, para que mantengan la forma y el color de sus rosetas y evitar el ataque de los hongos.

Suelen emitir raíces aéreas, cuando la planta envejece o la tierra esta agotada o cuando la parte superior del tallo se vuelve leñosa y le resulta difícil hacer llegar agua a las hojas.

suculenta

Es frecuente que pierdan las hojas inferiores y que siga creciendo la roseta en la punta mientras el tronco queda pelado.

La caída de hojas es un mecanismo para mantener la humedad en sus hojas nuevas si la planta sufre de deshidratación.

Estas plantas emiten una larga inflorescencia que agrupa pequeñas flores en forma de campana, de color amarillo, naranja o rojo, en general bicolor, y son muy duraderas.

Acacia

Las acacias son un género de más de 600 especies , originarias de Australia, Africa del Sur, Asia y América del Sur.

Son árboles o arbustos de delicado follaje, con flores amarillas en forma de cabezuela y muy aromático,  algunas especies están provistas de  espinas. La floración comienza en la estación fría y perdura hasta finalizar ésta.

No soportan bien las heladas, lo ideal sería colocarla a pleno sol y protegida de los vientos. No exigen mucha agua. el mejor sustrato es un suelo granítico, ligeramente ácido y poco húmedo. Sin embargo algunas especies soportan bien  los suelos calizos. La mejor época de plantación es el comienzo de la estación templada.

Si las mantenemos en contenedores individuales deberán abonarse durante todo el año ya que enraízan muy profundamente y agotan pronto los nutrientes. Sus ramas son frágiles y se parten con facilidad.

Sus enemigos naturales son las cochinillas acanaladas ( Icerya purchasi) que se combaten fácilmente con insecticidas fosforados. En suelos calizos suele afectarles la clorosis férrica ( amarilleado de las hojas) que se corrige incorporando de vez en cuando quelatos del suelo.

Durante los primeros años son convenientes las podas de formación ( para corregir el aspecto externo) después de la floración.

acacia